La captura y consignación penal de Antonio Tarín García, dicen los expertos del nuevo amanecer, que están detrás de los procesos contra la gestión pasada, debe verse como la detención de uno de los colaboradores del más alto grado de la red de corrupción creada por el exgobernador César Duarte Jáquez, a quien, con esto, la justicia de Chihuahua se le acerca peligrosamente.